Contenido

INDICE / CONTENIDOS / IMAGENES

Alta Cosmética II:

Una vez suficientemente preparados con los Fundamentos de Cosmética desarrollados en Alta Cosmética I, estamos en condiciones de abordar todas las prácticas que se presentan en detalle en Alta Cosmética II.

En el Capítulo 1° se desarrollan los Protocolos de Tratamiento, o sea se hace un listado de todas las alteraciones observables en el gabinete que se abordan en detalle para su corrección.

El Capítulo 2 nos enseña la mejor forma de mantener la piel sana: este es un elemento clave en la buena formación del profesional que se dedica a la Cosmética, o del Auxiliar del gabinete.

Los Capítulos 3 al 8 tratan sobre los fundamentos del proceso de envejecimiento para abordarlo desde sus primeras etapas, destacando la participación del gabinete en la corrección de arrugas y flacidez de la región facial y cervical en períodos más avanzados, además del envejecimiento de la piel del cuerpo y extremidades, haciendo un apartado para enfatizar la corrección del envejecimiento de las manos.

Los Capítulos 9 y 10 desarrollan todos los aspectos para un profundo conocimiento de la seborrea y del acné y sus complicaciones que generalmente son su consecuencia; estos dos capítulos son abordados con la profundidad adecuada para lograr una excelente corrección en el gabinete.

En los Capítulos 11 al 16 se abordan, temas especiales muy complejos que tenían escasa o nula presencia en las posibilidades del gabinete clásico, tales como la corrección de la hiperqueratosis o engrosamiento simple de la piel, de los poros faciales residuales, de las manchas, de las cicatrices atróficas residuales, de las estrías cutáneas y de la piel sensible, cuperósica y rosaciforme. Todos estos temas han sido encarados con un profundo conocimiento fisiopatológico, es decir la forma en que sus causas van produciendo las alteraciones características de cada uno de ellos. De esta manera se facilita enormemente su corrección, especialmente al contar con nuevas estrategias y metodologías.

El Capítulo 17 que es novedad absoluta y que resume la experiencia durante 20 años del autor, trata sobre la recuperación en el gabinete de las mamas con arrugas y flacidez, y cuyas portadoras se han negado en forma absoluta a someterse a cirugías.

Se ha puesto especial empeño en el Capítulo 18 que encara todo lo relacionado con depilación, especialmente en casos difíciles, ya que es una práctica de gabinete cada vez más solicitada por la Sociedad.

Dada la importancia que tiene el sol a través de los efectos inducidos en la piel, no solamente se alerta a los profesionales, sino que también se desarrollaron los Capítulos 19 y 20 para hacerles frente: "Preparación de la piel para el verano" y "Recuperación de la piel después del verano".

En el Capítulo 21 se enseña la aplicación puntual y en su máxima intensidad, de uno de los más importantes recursos terapéuticos correctivos: el peeling químico de gabinete. Además se incorporó un novedoso Capítulo, el 22, sobre el manto ácido y la corrección de su deterioro, debido a la gran influencia que tienen las alteraciones del mismo sobre la salud y belleza cutánea.

El Capítulo 23 trata sobre las relaciones entre el aparato muscular y los aspectos estéticos y cosméticos de las personas. El Capítulo 24, que también es una novedad, aborda todo lo relacionado con alimentación y estética y la influencia que tiene la dieta sobre la belleza en general. En el mismo se desarrollaron 13 tipos de dietas diferentes para aplicarlas en otras tantas alteraciones cosméticas.

El Capítulo 25 sobre celulitis, expone grandes diferencias con respecto a los conceptos clásicos de esta compleja afección, las cuales son muy evidentes al observar los aspectos etiológicos o factores causales, y a su control y corrección. Se descalifican ciertas prácticas empíricas para su tratamiento.

La obesidad y su enfoque en gabinete, abordados en el Capítulo 26, también es otro tema de gran actualidad y que debe estar dentro de las nociones y conocimientos de los Auxiliares de la Estética.

Otro de los problemas que se han tratado por separado debido a su excluyente importancia sobre el aspecto de las personas poniendo énfasis en su corrección, son las alteraciones cosméticas del contorno de ojos y peribucales tal como se puede observar en el Capítulo 27.

Con un criterio integrador se ha desarrollado el Capítulo 28 en donde se exponen las bases para el trabajo en equipo entre los Auxiliares del gabinete y los médicos, tanto en prácticas quirúrgicas como de consultorio externo.

El Capítulo 29 tiene por objetivo alertar a los Auxiliares del gabinete en los casos en que sus prácticas no son suficientes para corregirlos. Se establece así la derivación al cirujano con retorno al gabinete.

Los Capítulos 30 y 31, que también constituyen una novedad, tratan sobre hipersensibilidad y alergia cutáneas en relación a alteraciones cosméticas, y sobre las iatrogenias, errores, accidentes y fracasos en las prácticas de Alta Cosmética. Es la mejor manera de aprender sobre los errores para no volver a cometerlos.

Se cierra Alta Cosmética II con el Capítulo 32 en donde se hace una especie de perspectiva de lo que podemos esperar para el gabinete del tercer milenio. Se trazan las Reglas de Oro de las Auxiliares de la Estética y Cosmética, las cuales siempre deberían ser tenidas en cuenta y aplicadas. Se completa con los "Postulados para una sana manera de vivir" y con los requerimientos de vitaminas, oligoelementos y minerales, exponiendo también sus efectos indeseables.

En casi todos los capítulos de Alta Cosmética II se han puesto fotos de Antes y Después de cada práctica, lo cual debe ser interpretado como una guía para saber en cada caso qué es lo que se puede lograr con recursos genuinos de gabinete.